Historia del Hotel

EL Hotel Geneve abrió sus puertas en 1907, durante el régimen de Porfirio Díaz.

Las primeras fotografías del Geneve las realizó Guillermo Kahlo, y curiosamente en 1907, año en que el hotel abrió sus puertas, nace su hija la afamada pintora mexicana Frida Kahlo.

En 1910 el Geneve sirvió el primer sándwich en México. Su cocina fue tan reconocida que el día que inició la Revolución, 20 de noviembre de 1910, el presidente Porfirio Díaz decidió comer ahí con su familia.

El Geneve ha mostrado su hospitalidad en todo momento, durante la Revolución Mexicana fue declarado zona neutral, hospedando a embajadores y a sus familias, además de algunos revolucionarios.

En febrero de 1921, durante el gobierno del presidente Álvaro Obregón, se iniciaron los primeros planes de convertir a México en un centro de atracción turística, por lo que se censaron los mejores cuartos de hotel disponibles en toda la república, la cifra alcanzó 1,000 habitaciones, de las cuales 400 correspondían a la capital del país, y 200 de esas pertenecieron al Geneve.

En 1922 el Hotel Geneve fue fundador de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles.

Para finales de los años treinta el profesionalismo del Hotel Geneve alcanzó tal prestigio internacional, que un diario estadounidense publicó: “Una reservación confirmada en el Hotel Geneve es como tener una fianza de mil dólares.”

El Hotel Geneve fue el principal promotor del turismo extranjero en México, entre 1909 y 1953 recibió a personas procedentes de los cinco continentes, llegó a tener visitantes de más de 50 países, difícilmente en México se podía encontrar un lugar más cosmopolita.

Los años sesenta traen un aire libertario al Hotel Geneve, centro de reunión de la generación de intelectuales y artistas de esa época. Punto de referencia obligado alrededor del cual comenzaron los establecimientos que configuraron lo que hoy se conoce como la Zona Rosa.

Resultó sorprendente el hecho de que el Hotel Geneve no sufriera ningún daño durante los sismos del 19 y 20 de septiembre de 1985, ni siquiera una ventana rota o un tabique desprendido, por lo que se decidió entonces publicar en un diario un inserto que decía: “El Hotel Geneve, tan firme como un roble, sigue a sus estimables órdenes.”

En 2007 Ostar Grupo Hotelero convencido de celebrar los primeros cien años del Hotel Geneve y a fin de darle un énfasis especial a su innegable y grandioso pasado, emprendió un robusto proyecto de investigación que concluyó con la remodelación del Hotel Geneve a fin de devolverle lo que por años le perteneció, su lugar como el hotel más legendario del país.

Personajes Ilustres en el Geneve.

Entre los huéspedes más reconocidos del hotel están: la actriz mexicana Virginia Fábregas; la primera mujer embajadora del mundo, la rusa Alejandra Kollontay; el magnate estadounidense William Randolph Hearst; así como al primer ministro británico y premio Nobel de literatura Sir Winston Churchill; recibió a la promotora de Arte Mexicano, Antonieta Rivas Mercado, y Charles Lindbergh, el primer hombre que cruzó solo el Atlántico y que aprovechó la cercanía del Hotel con la embajada estadounidense para cortejar a la hija del entonces embajador; alojó a uno de los más extraordinarios actores de todos los tiempos Marlon Brando. También se hospedaron Paul Newman, Jack Palance, Miroslava, Luis Barragán, Julio Cortázar, Franz Mayer y el distinguido historiador y cronista de la Ciudad de México Don José Iturriaga.

Por décadas fue visitado por todos los presidentes de México y recientemente ha recibido a los ex presidentes Felipe González– España-, Ricardo Lagos –Chile-, Romano Prodi –Italia- y a Fernando Henrique Cardoso –Brasil-.

Otros huéspedes distinguidos han sido: el premio Nobel de la Paz (2006) Muhammed Yunus, la estrella de los Yankees de New York Alex Rodríguez(A-ROD), uno de los diez mejores fotógrafos contemporáneos David LaChapelle, el boxeador Evander Holyfield varias veces campeón del mundo; la top model Elsa Benítez, la cantante Filippa Giordano, considerada en la actualidad como una de las mejores voces en el mundo; a los galardonados con el premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa. El hotel tuvo el gusto de hospedar a la famosa actriz de cine Sophia Loren.

Aunque lo realmente entrañable para el Hotel Geneve no son sólo estas personalidades, sino todos aquellos huéspedes y visitantes que por más de un siglo han llegado con sus maletas e historias a las puertas del Geneve, que se honra en recibirlos.

“Siempre antiguo, siempre nuevo”

Volver al Inicio